jueves, 19 de julio de 2012

lunes, 16 de julio de 2012

domingo, 15 de julio de 2012



Hace pocos días citaba a José Luis Sampedro, como a una de las personas vinculadas al nacimiento del movimiento 15-M,  considerando su prólogo a la edición en castellano de la obra de Stéphane Hessel, ‘¡Indignaos!’, y también por ulteriores declaraciones públicas.
Desde el pasado 11 de mayo, momento en que se publicó en la web digital ‘Izquierda Digital’,circula por la Red una carta dirigida al presidente Mariano Rajoy, cuya autoría se le atribuye cuando no es así. De hecho, he podido acceder al contenido de esa carta, que ha sido difundida también por una valorada asociación ecologista de León sin verificar la autenticidad, y he pensado que él no podía haberla escrito.
Consultado el Portal Cultural de la FNAC he podido leer en él:
“¡AVISO IMPORTANTE!
El viernes 11 de mayo de 2012, en la página web Izquierda Digital, se publicó el artículo titulado “Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros “, atribuyendo FALSAMENTE la autoría a José Luis Sampedro, dicen los responsable de la página web que por error y así consta en una aclaración posterior.
Lamentablemente a pesar de la corrección, el texto sigue circulando atribuido a José Luis Sampedro. Por esta razón, José Luis Sampedro desea desde su página web desmentirlo y manifestar su descontento.
Al mismo tiempo confía en que sus lectores y seguidores, conocedores de su estilo, no necesiten de esta nota para saber que él es cuidadoso con el estilo, el tono y el lenguaje sin sustituir argumentos por insultos”.
No niego que la carta abierta dirigida “Al presidente del País de los Horrores” puede tener cierto interés informativo, pero me niego a reproducirla porque su redactor ha faltado profundamente al respeto a una persona como Sampedro. No se lo merece, y de hecho nadie se merece algo así. Entiendo, por tanto, tal actuación como absolutamente infame.
No sólo es de mal gusto, sino también ‘indignante’, la disposición a falsificar escritos de autores relevantes. Fue este también el caso de un texto atribuido erróneamente a Pérez Reverter, que a través de las redes sociales se divulgó ampliamente hace un par de años.
Por lo que he podido averiguar antes de publicar estas líneas, la página web ha eliminado el artículo después de pedir públicamente disculpas a Sampedro por habérselo atribuido “por error”. Sampedro rechazó la autoría públicamente el día 18 del corriente.
Confío en que los lectores hagan circular esta rectificación para colaborar, en lo posible, a restablecer la verdad y denunciar la actitud del falsificador y el carácter apócrifo documento.

miércoles, 11 de julio de 2012


La gente en Occidente piensa de los espacios sagrados que son lugares designados como santos, iglesias o templos, o tal vez un lugar hermoso en la naturaleza.
El chamán entiende que él o ella puede crear un espacio sagrado en cualquier lugar y en cualquier momento, al centrar la atención y el poder de convocar a los cuatro puntos cardinales y la Madre Tierra y el Sol Padre. De este modo, el sabio es capaz de entrar en relación con los cuatro principios chamánicos de organización del mundo: Sur como el lugar de la serpiente; Oeste como el lugar del jaguar, del Norte como el lugar de los colibríes, y el Este como el lugar del águila.
Los sabios creen que estos arquetipos de origen animal son más que símbolos, son energías primordiales con cualidades y poderes propios.
Cada uno de estos animales pueden ser vistos como la representación de una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza, descripta por la física como las fuerzas de la gravedad, el electromagnetismo, la fuerza nuclear fuerte y débil. Los biólogos también reconocen que toda la poesía de la vida está escrita con un alfabeto que contiene sólo cuatro letras: las cuatro letras o pares de bases, del ADN. La única diferencia entre el punto de vista chamánico, de la física y del biológico es que los sabios creen que pueden convocar e interactuar con estas fuerzas de la naturaleza, efectivamente en comunión con la biosfera.
Por esta razón, los chamanes siempre comienzan sus meditaciones y ceremonias mediante la creación de un espacio sagrado. Incluso si usted no usa las palabras en la oración a continuación, dirigase a cada uno de los cuatro puntos cardinales y sienta una conexión con cada uno de los arquetipos de los animales. Ayude a su cerebro, educadoy lógico, a entender que estas son personificaciones de las antiguas fuerzas de la naturaleza.
A medida que se da permiso para conectarse con las cuatro direcciones cardinales, el cielo y la tierra, imagine la red luminosa que lo conecta con la naturaleza y toda la vida. El espacio sagrado es santo y seguro.
Usted puede imaginarlo como una cúpula brillante por encima de la sala en la que se encuentra. Este es un espacio tangible, donde usted puede bajar las defensas de su cerebro más viejo, es un lugar donde usted puede elevarse por encima de su conciencia depredadora.
Usted puede notar que los demás sienten la tranquilidad y la belleza de este espacio, también, como se desactiva el conflicto y hace la conversación fácil y significativa.
Crear un espacio sagrado es un experimento en el poder de la intención que le permite convocar a las facultades curativas de la naturaleza y entrar en una relación correcta con todas las fuerzas de la creación.



Power Up Your Brain

lunes, 2 de julio de 2012

Jean Ziegler: "Los amos del mundo deciden a diario quién va a morir de hambre"



Jean Ziegler, en Madrid
Jean Ziegler, en Madrid. (EFE)
Ampliar
 
Critica –y mucho– desde dentro. Lo hace con un currículum que mezcla su labor en la ONU y sus clases como profesor emérito de Sociología en la Universidad de Ginebra. Ziegler contesta a 20 minutos a su paso por Madrid para presentar 'Destrucción masiva. Geopolítica del hambre', ed. Península. El que muchas voces consideran el azote del capitalismo habla un español que le permite citar a Machado sin titubeos.
En pleno siglo XXI seguimos enfrentándonos al problema del hambre. ¿Qué ha fallado y qué sigue fallando?
Es el escándalo del siglo. Algunas cifras (de la FAO). En 2011, cada cinco segundos un niño de menos de 10 años moría de hambre. Más de 1.000 millones sufren permanentemente subnutrición, de los casi 7.000 millones de habitantes que somos. La FAO dice que la agricultura mundial podría alimentar a 12.000 millones de personas, casi el doble de la humanidad. Un niño que muere de hambre ahora es un asesinato.
¿Qué falta? ¿Voluntad política?
Es un problema de acceso de alimentos. Vivimos un orden caníbal del mundo. El mercado alimentario está controlado por una decena de sociedades multinacionales inmensamente poderosas. Controlan el 85% del maíz, arroz, aceite... Estos amos del mundo deciden a diario quién va a morir y a vivir. Fijan precios. Este poder debe ser controlado por los Gobiernos democráticos.
¿Cómo?
Hace falta juzgar a los especuladores por crímenes contra la humanidadEs muy fácil. Podemos conseguir que los diputados reformen la ley sobre la Bolsa. Las Cortes pueden votar una línea suplementaria diciendo que está prohibida de modo absoluto la especulación sobre alimentación de base (maíz, trigo, arroz). Es técnicamente muy fácil. Y necesita una movilización popular. El dumping agrícola (exportar productos a precios bajos), la deuda externa, el robo de tierras, la especulación, los agrocarburantes... asesinan a millones y millones de personas. Están hechos por el hombre y pueden ser quebrados por la contraviolencia del hombre. En una democracia.
¿Cuáles son los retos inmediatos por los que empezar?
Uno de los dramas principales es el precio muy alto de alimentos básicos (maíz, trigo y arroz). El vandalismo bancario, los grandes especuladores, los hedge funds, con su obsesión por el beneficio, han arruinado los mercados financieros del mundo. Los grandes hedge han migrado. Han ido a las bolsas financieras de materia prima, especialmente las agrícolas. Con beneficios astronómicos. Cuando los precios aumentan, la muerte se instala. Yo he dicho que necesitamos un nuevo Tribunal de Núremberg para juzgar a los especuladores por crímenes contra la humanidad. Entre el hambre en el mundo y la criminalidad organizada hay una relación muy estrecha.
En España, Europa, Occidente... el ciudadano teme ahora por sus ahorros, por el rescate de los bancos con su dinero. ¿Cómo hacer que no se olvide de un problema como el hambre?
Pienso que puede darse un egoísmo legítimo, no el cínico. Puede parecer legítimo en la situación actual, pero si la crisis va a progresar (y va a hacerlo) viene un punto donde se va a producir una toma de conciencia. La primera reacción es protegerse. La segunda, intentar comprender y organizar la defensa colectiva. Aquí, la solidaridad va a ganar.
¿Y entonces...?
La crisis en España y en Europa es grave. Es terrible. Pero provoca una toma de conciencia. La gente quiere saber cómo es posible que se llegue a una situación así. Y si progresa en esta investigación descubre que hay un destino común entre los hambrientos en África y el sufrimiento aquí. El enemigo es el mismo: la oligarquía financiera multinacional. Necesitamos una insurrección de la conciencia para acabar con la dictadura mundial del capital financiero. Desde esta toma de conciencia puede nacer y va a nacer un frente común de solidaridad, de resistencia transcontinental. El Che dice: «Los muros más potentes se quiebran por fisuras». Ya se ven fisuras en todas partes.
¿Qué papel juega el 15-M?
Muy interesante. El más interesante en Europa. La juventud es la esperanza de un pueblo. La insurrección de la conciencia se va a producir aquí, en Europa. Y España está a la vanguardia.
¿Estamos ante el suicidio del mundo capitalista?
La insurrección de la conciencia llegará en Europa. Y España está a la vanguardiaEl modelo quebró. Es el fin del capitalismo. La gente ya no quiere saber más de él: destruye naturaleza, hombres y democracia. Están amenazados.
¿Hacia dónde vamos?
Una insurrección va a comenzar, eso es elemental. Pero el proceso revolucionario es muy misterioso. Sabemos el horizonte que queremos: sociedad de autosuficiencia alimentaria, de libertad individual, de igualdad, de Estado de derecho, seguridad... Cómo llegar es el misterio. Antonio Machado, el gran poeta, escribe: «Caminante, no hay camino, se hace camino al andar».
Mientras, la ONU es vista por muchos sectores como burocracia y poca resolución.
Terrible. Es una ruina, algo trágico. La ONU no puede funcionar sin credibilidad. La única fuerza que tiene es la credibilidad moral, la fuerza de convicción. Y si la pierde, esto hace que sea impotente en la lucha contra el hambre y contra dictaduras como Siria. Un ejemplo reciente: Roberto Flores, embajador de Honduras en Ginebra, es un golpista contra el régimen democrático de dos años atrás. Este embajador es una figura central en el Consejo de Derechos Humanos. Es el último escándalo, pero ha habido muchos otros. Esta situación explica la falta de credibilidad, y esto significa impotencia.

ANUNCIOS GOOGLE