sábado, 7 de abril de 2012

Escuchando al monte.

De la danza del maiz azul a la danza de los 8000 tambores, de los tambores a la danza del agua, ésta cual inicio de la ceremonia de los cuatro tabacos y para terminar al amenecer un temazcal como si fueran citas sin planificar en el correr del ciclo.

Santiago Andrade celebró con nosotros La Ceremonia de Medicina de Cuatro Tabacos de oración y canto que dura toda la noche, donde compartimos un espacio de sanación a través del Tabaco, la medicina del Aguacolla de la Sierra Andina, el Fuego, el Agua y los Alimentos. Esta ceremonia tiene cuatro momentos, y en cada uno se prende un tabaco. En el primero rezamos el propósito, la intención que ponemos para levantar todo el poder de la medicina, en el segundo tabaco recibimos y honramos la presencia del agua, el agua masculina, el tercer momento se denomina del retorno del poder o del espíritu y recibimos las respuestas que fuimos a buscar. El cuarto tabaco honra a la madre tierra y al agua procreadora de la mujer.

La Sierra de Gredos ha sido el lugar gracias a la custodia de Vicente donde nos hemos reunido. En lo más hondo del valle un río con unas pozas y unas piedras capaces de darte una bienvenida y una despedida plena y bella.

...el monte llama a la tribu y en este caso la llamada viene del monte cántabro.

En estos días andar por el monte ha sido un compartir con corzos a una corta distancia y el vuelo bajo de los cuervos fué la señal para subir abrigado. Lluvia, frío, mucha humedad y densas nieblas ocasionales que de pronto te regalan la profundidad de los valles con una claridad inmensa en este tramo de la primavera en el que el follaje de los árboles empiezan a cerrar el espacio abierto de los bosques.

ahó metakioáse.

No hay comentarios: