domingo, 29 de mayo de 2011

Seguiré reflexionndo.

Me identifico totalmente con esos círculos asamblearios en lugares públicos. Pero no llego a ver claro que se esté pensando en un cambio de sistema. El problema es del planeta y no nuestro. Nuestro paro no es más importante que el paro, la esclavitud o la muerte de otros seres hermanos de otros lugares. Buscar soluciones a esta crisis desde este sistema es seguir producciendo guerra, muerte y destrucción sobre las cuales retozará nuestro confor y desarrollo. A mí no me vale. SEGUIRÉ REFLEXIONANDO.

No hay comentarios: