miércoles, 27 de enero de 2010

Que no se desplome en el espacio.

 
-Que la ilusión no se convierta en una inconsciente obcecación. Que la crisis no me cierre puertas a nuevos horizontes. Porque la materia no es una; aunque las danzas sean diferentes bailan al mismo son, el ritmo. Muchas veces coincide con el corazón. Ahí, despejo las ideas y alimento mis arterias para que el buscado latir de los sentidos, no se desplome en el espacio. Este, lo conforma un espiral con respuesta para todas las preguntas, guardando siempre el mismo secreto.
Bonsancá, saravá.
Posted by Picasa

2 comentarios:

Geles Calderón dijo...

Saludos de la descendiente de un casi vecino tuyo, pues mi padre nació en Torrelavega. Él era escultor y se llamaba Teodoro Calderón Gonzalez, con calle y busto de su autorretrato en esa ciudad.

Admirable tu obra. Visité las dos páginas y prometo volver...

Un abrazo.

Geles Calderón

Yo... dijo...

hola, la verdad me fascina su trabajo. Me ha dado nuevas esperanzas de vida a este escritor metido en un paraje olvidado de un país olvidado. Gracias