domingo, 13 de septiembre de 2009

Moraleja.

Una mesa sucia sólo sirve
para seguir ensuciándola.
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: