sábado, 15 de agosto de 2009

El santo de Pomba.

Sólo me bastó sentarme en el suelo con los últimos rayos del sol y mi energía cruzó el charco. Es el santo de Pomba y estamos todos en casa entretenidos con "ésa ensalada de frutas", cuando de pronto sonó el teléfono...
Además, hemos tenido sol, lluvia y ahora sentimos el brillo y el latir de una tormentita seca de verano.
Ahó metakioáse.

No hay comentarios: