sábado, 18 de julio de 2009

A la empresa Rosillo...

A la empresa Rosillo, se le escapa el control de sus obras en la carretera de Santa María de Cayón.
En las obras del encofrado del puente que se está construyendo sobre el río en el barrio de las Ventas de Argomilla, se han enterrado escombros de una cocina chimenea barbacoa y al propietario de esos escombros se le ha visto trabajando en la obra por la noche con su hijo y otro vecino y dirijiendo de día la obra y discutiendo con los obreros de la empresa, por unos favores prometidos y no terminados, referentes a la obra. No podían trabajar con esta persona exijiéndoles que cumplieran lo prometido completamente.
Parece que ni con la crisis, van a cambiar. El caso es no cumplir los proyectos aprobados con el dinero público, sino lucrarse y beneficiarse de ello a escondidas de la ley. El interés general es mentira que prime y se valen de él, para satisfacer el suyo privado.
Probablemente, ellos negarán todo pero los que lo hemos presenciado, salvo ponerlo en conocimiento de la guardia civil, poco más podemos hacer.
Bonsancá, saravá.

1 comentario:

xardonmanrofer dijo...

A VER SI ME ENTERO...todo esto se da en todas partes y...hay "gentes" encandiladas que seguiran permitiendolo con su voto cautivadas por favores...y no por la igualdad...
Gusto de haber visitado este blog, espero seguir haciendolo y conocer a su autor al que envio un afectuoso saludo.