miércoles, 31 de diciembre de 2008

ALTO EL FUEGO.

Seguimos alimentando a la industria armamentística como sostén de todo lo demás. Esta crisis no lo ha sido lo suficiente como para que se den cuenta de que su sistema es cruel e injusto. ¡Que cesen ya!. UN ALTO EL FUEGO INMEDIATO SE PUEDE. ¡Que nos dejen en Paz!. Con el dinero de los tanques, haremos escuelas y universidades y con nuestros corazones y cerebros construiremos un mundo justo y equilibrado. LA BOLSA no tendrá cabida pues el capitalismo será historia para entonces. Esto está claro desde la caída del socialismo. Veremos y compartiremos así, la riqueza de nuestra realidad intercultural.
Yo diría...¡Alto a todos los ejercitos del mundo!...¡Dónde están los representantes del resto de la humanidad y a qué juegan!. !Que dejen de inventarse enemigos para alimentar así sus negocios repugnantes. Que nadie se deje engañar pues la dejadez en este empeño común, tiene sus graves e irreparables consecuencias.

(Mahatma Gandhi : “No hay caminos hacia la paz, la paz es el camino”).

Bonsancá, saravá.