jueves, 20 de noviembre de 2008

SUEÑO.

- Soñé que bajaba por el sendero de una loma y me adelantaba un animal parecido a una marmota. Abajo de la loma estaban Pomba, Natxo, Alvaro, María y Alba. El animal caminaba hacia ellos y les advertí con tono de alarma, de su presencia. Ëste, cuando llegó al lugar donde estaban ellos, se comportó nervioso y huidizo pero no agresivo. Entonces todos nos tranquilizamos. Hasta ahí llegan mis recuerdos del sueño.
- Por la mañana, desayunando con Pomba, la conté lo que había soñado. Quedó como una anécdota a la cual no dimos más importancia.
- Al medio día, teníamos la comida y la mesa preparada para comer y cuando llegó Alvaro, venía con una bolsa de plástico que contenía algo, y nos dijo:

"Estuve grabando pesca y caza esta mañana y me han regalado esto que os lo doy a vosotros. Pomba estaba con las manos ocupadas y cogí yo la bolsa. Cuál fué mi sorpresa cuando ví que lo que contenía, era una piel de un animal que podría ser el de mi sueño. Le pregunté y me dijo que era de una marta de cuello amarillo. Existe otra marta de cuello blanco que se llama marmota y marmota es lo más parecido, a lo que vi en mi sueño".

- Pasados tres días, pude hacer lectura casi exacta de mi sueño.

- La casualidad no existe, los sueños sueños son y la vida es sueño.
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: