miércoles, 29 de octubre de 2008




Posted by Picasa
Estos matorrales y la misma vegetación, nos avisan de una humedad que pude comprobar cuando me senté en un suelo aparentemente seco y me empapé el culo.
Impresionante la penetración en la brakna de tejos. "Fantásticos" esos troncos milenarios, riquísimos olores y sabores y cierta dificultad para sentarnos a comer, pues a las braknas acude el ganado precísamente a pastar y dejan su huella pertinente.
" Mierda, sin tí nada sería posible".
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: