lunes, 13 de octubre de 2008

Adoro, el cómo tornas las cosas un cuarto de vuelta para que éstas se ofrezcan con un grado más de amor. Sin la nada y de la nada surgió el todo.
T Q
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: