sábado, 13 de septiembre de 2008

CONSTRUCCIONES ALTERNATIVAS.

1er. Caso: la etnia shuar



De manera pragmática, los grupos étnicos de las selvas ecuatoriales y amazónicas, han descubierto la forma de preservar con humo, los materiales de sus viviendas, sus instrumentos de caza y de pesca, todos ellos elaborados con bambúes y otros componentes orgánicos como palmas, hojas, fibras, etc.



En las comunidades indígenas Chinimpi, Kuacash, Yugson y otras, pertenecientes al grupo étnico Shuar, ubicadas en las Provincias orientales de Pastaza y Morona Santiago del Ecuador, se investigó la preservación de bambúes con humo.



La etnia Shuar es el grupo más numeroso de la Amazonía Ecuatoriana con aproximadamente 40.000 individuos.



Su territorio esta delimitado por el Oeste con las estribaciones de la Cordillera Oriental y se extiende hasta las cuencas de los ríos Pastaza, Upano, Zamora y parte de los tributarios del río Morona.



Su idioma, el "shuar chicham", forma parte de la misma familia lingüística a la que pertenecen la de los grupos étnicos Achuar, Awajúm y Wampisa.



La guadua, ( "kenko" o "kenku" en dialecto shuar) existe en apreciable cantidad en el Oriente ecuatoriano.



Al presente, en estas comunidades, así como en otras, el uso de la guadua ha sido restringido, por la introducción de materiales convencionales y herramientas, que les permite trabajar la madera, y emplearla en la estructura, los pisos y paredes.



El procedimiento de preservación con humo, utilizado desde tiempos inmemoriales, hoy solo lo practican las familias que construyen sus viviendas al interior de la selva ([29]).



Las viviendas tradicionales shuar, emplean troncos de palmas de chonta, guadua abierta o "picada" en pisos y paredes, mientras que en la estructura portante del piso y de la cubierta, utilizan bambúes rollizos o enteros.



Complementan la vivienda con cubierta de hojas de "bijao"(Calathea altísima, fam.Musaceae ) o de "cade",(Phitiliphas aequotorialis, fam.Palmaceas ) es decir, todos sus elementos son orgánicos.



Carecen de ventanas y las únicas aberturas, además de la puerta, se ubican en la parte superior de la cubierta, para ventilación y salida del humo de la cocina.





Procedimiento





Una vez concluida la vivienda y antes de ocuparla, proceden a cerrar con hojas todas las aberturas e intersticios de las paredes.



Sobre el piso de guadua, colocan tierra húmeda y sobre ésta, pedazos de troncos recién cortados, con corteza y provenientes de un árbol que ellos denominan "cedro amargo o blanco", que en realidad es una especie de “cedrela”, planta de orígen americano, del género de las Meliáceas, de madera dura y similar al cedro











Encienden los mencionados troncos y los mantienen humeando durante 4 o 5 días, al cabo de los cuales, abren la puerta, retiran las hojas de los intersticios de las paredes y ocupan la nueva vivienda.














Según testimonios recibidos por el autor, de algunos líderes shuaras, como Angel Kunamp y Albino Sharian, éste procedimiento utilizado por sus padres y abuelos, les permitía preservar indefinidamente los materiales orgánicos de sus viviendas.

No hay comentarios: