sábado, 16 de agosto de 2008

ESTA FOTO LA LLEVO CONMIGO.

- Hoy esperamos un buen día para nuestros planes. De momento incluído ésto, todo se cumple. Y no es precísamente cumple sino santo...
"FELICIDADES POMBA"
...hoy celebramos santa Pomba, la única reina que acepta y desea tener éste republicano. Realizo para ella un trabajito personal sobre una semilla de vegetal resinoso super dura y de un tono super bonito. La rodeo de abalorios de los indios Shipibos y la cuelgo de su cuello.
- Pili, Alba, Alvaro Pombiña y yo, estamos citados con Natxo en "LA BROCHETA", en donde hemos reservado mesa a las 14 h. Maria y Nacho están currando en Galicia y nos llamaron desde Santiago de Compostela...el círculo está cerrado seguro que protegido y reforzado por una serie de llamadas telefónicas y "los propósitos" en marcha.
- Dos minutos de retraso, Natxo algo más. Nos espera un camarero ocurrente, quizás demasiado propagandístico de sus dotes de doblaje y un buen menú para este gran momento troncal.
- Mientras comíamos, observé como en una mesa cercana a nosotros, comían una chica y un chico, supongo que hermanos con sus, supongo que serían sus padres también. Los supuestos hermanos comían bocadillos mientras que sus padres y todos los que allí estábamos, degustábamos unos expléndidos menús. La pregunta que me hice fué que si ésa escena era otra muestra más de la crisis actual ó no era más que una fantástica elección.
-Comimos y Alvarote se fué a currar. El resto nos fuimos a la "playa de los molinucos". Natxo y Alba se quedaron un rato en el parque infantil de esos preciosos jardines y nosotros seguimos hacia la playa.Más tarde llegaron ellos dos y Natxo se despidió para irse a currar también. Me quedé con las tres féminas. Me acerqué para estar cerca del baño de Alba que con estilo recibía a las olas y jugaba con ellas entusiasmada.Sentado en una roca, tras el mar y con la playa detrás, veía claro que a su vez estaba buscándose la vida, para entablar relación con las niñas y niños que la rodeaban. De pronto, en un retroceso de ola en el que todos aprovechaban para relajarse y colocarse de nuevo bién, tomó paso decidido y acercándose a una señora mayor que estaba con un niño, a ella, le dijo...¿ No nos hemos visto antes? Qué manera de luchar con su timidez pensé yo y me quedé clavado...
- Ella dijo...sí, nos hemos visto en el parque hace un rato y tú jugabas con éste niño, refiriéndose a su nieto. Ësta que podría ser una conversación normal y corriente, incluso en términos adecuados y con las pautas obligadas por el contínuo oleaje (el mar estaba muy cantábrico y divertido), para mí fué excepcional incluso emocionante y sentí a ése abuelo que la ve crecer y crecer...
- El día va transcurriendo y vamos improvisando sobre la marcha. Decidimos hacer la merendola en la casuca. Alba ha descubierto con Pili en estos días, la tostada y la mermelada, a las que se venía resistiendo y se negaba a probar. Se ha puesto las botas.
- Seguro que todos agradecidos a éste buen día, a ésta oportunidad de volver a celebrar ésta vez gracias a Pomba, agradecidos de poder cerrar éste círculo de nuevo, a ésta inyección de...
FELICIDADES.
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: