sábado, 16 de agosto de 2008

ANDANDO POR LA ORILLA DEL LAGO ACEBO EN CABÁRCENO.

 
Posted by Picasa
...estaba medio lloviznando y sólo estábamos nosotros y un niño observado por su madre a cierta distancia. Él, con un caminar sabio, sin agresión alguna a espacio vital de ser alguno, se fué introduciendo hasta llegar a la orilla del lago,como digo se fué introduciendo en un espacio habitado por una manada de ocas que conozco y que sé y me consta que no son nada hospitalarias. Le observé con mucha atención y cuando pasamos por su lado, le susurré:
Qué bien te lo has hecho. Las he visto atacar varias veces. Él que estaba de espaldas a mí, rodeado de ocas y en perfecta armonía, pasado un tiempito, muy despacito, se fue girando y tras una rápida y minuciosa inspección, de la misma manera y con clara expresión de felicidad y sorpresa, nos retornó el susurro con éste contenido:
Es que me entiendo muy bien con los animales... hace "bastante" tiempo. Con todo lo joven que era y tenía ésa sensación de "bastante".
Nos despedimos con gestos de manos y ambos, él y nosotros continuamos a lo nuestro que era distinto pero parecido.
Este hecho pone de manifiesto que a los lugares de poder asisten las personas de poder y además hoy he podido observar a un ser mamífero humano con admiración y detenimiento, lo cuál no es muy frecuente. No sé por qué, me viene a la memoria esa canción que ya he subido a este blog y en esta ocasión me apetece volver a subirla.
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: