lunes, 9 de junio de 2008

En el mercado medieval de Comillas, compré thé blanco a granel( el thé de los emperadores), mientras Pomba y María se compraban bisutería y Alba sus golosinas.
Hubo buenos encuentros y gracias a ello, tuve acceso a una piedra de poder para tallar una pipa.
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: