sábado, 7 de junio de 2008

Ícaro.

 
Posted by Picasa
Ahó metakioáse.
Llega la señal
inconfundiblemente universal.
Trás un momento de vértigo
llega de la visión, la calma...
...sea como sea, de la visión, la calma.
Los seres indagan
en ellos mismos.
Se escucha un silbido acolchado
por un ritmo de maraca,
por el golpe de tambor.
Golpes poderosos que ondean
en línea con el fueguito
y éste, con los rayos del sol.
Poderoso humito,
humito sanador,
el universo es
el hilo conductor.
El silbido reaparece en un viaje
en el que el ser pone límites
con el corazón.
Ahó metakioáse.

No hay comentarios: