martes, 31 de julio de 2007

Fué un elemento importante a lo largo de toda la ceremonia. Plástica y estéticamente los movimientos de las cenizas y escollos requieren una labor y un oficio digno de ser contemplado.
En este relato no quiero dar nombres así que, gracias
Bonsancá, saravá.

No hay comentarios: